Seleccionar página

Mercadona es una compañía española de distribución con sede en el municipio de Tabernes Blanques y origen en Puebla de Farnals, los dos pertenecientes a la provincia de Valencia. Mercadona se ha convertido en los últimos años en la empresa emblemática del sector de la distribución. Su crecimiento sostenido, aún en tiempos de crisis, han hecho de la empresa Juan Roig un referente nacional, aunque un tanto cuestionada por las quejas que, lentamente, van surgiendo por parte de trabajadores y usuarios y, sobre todo, por alguna desafortunada declaración de su presidente.

En 2018, Mercadona registró un incremento del siete por ciento del beneficio neto, aunque anunciando un retraso en la expansión internacional iniciada en los últimos años. Así, mercados como el italiano y el portugués, donde estaba prevista la implantación de los supermercados de la marca valenciana, tendrán que esperar a que la dirección de la empresa retome sus planes. El retraso fue justificado por Juan Roig por la necesidad de poner “todos sus recursos” en el mercado español, donde se ha marcado como objetivo “bajar la cesta de la compra” y aumentar la venta de productos frescos.

Con respecto a sus 74.000 empleados, el presidente de Mercadona apuntó que, en 2012, los cajeros y los reponedores que llevaban más de cuator años en la empresa cobraban 1.600 euros netos al mes. A ello, hay que añadir las primas por objetivos, realizadas en dos mensualidades para los empleados más veteranos y en un único pago para los nuevos. Además, las mismas fuentes indicaron que se emplearon 23 millones de euros para compensar la subida del IRPF en las nóminas de los empleados.

No obstante, en tal relación de datos, realizada durante la presentación de los resultados de la empresa correspondientes al año 2018, no se indica cuál es el sueldo de los nuevos empleados. Apuntar, en este sentido, que la rotación de empleados es relativamente alta. En 2018, se produjeron 2.800 bajas entre los empleados de Mercadona, algo que el mismo Roig ha calificado como “una burrada” y que, en ningún momento, ha explicado por qué se producen.

El propio Juan Roig ha reconocido que el sueldo de quien inicia su trayectoria laboral en Mercadona se sitúa en 1.050 euros netos al mes, matizando que “creemos que nuestro nivel de sueldos está muy bien”. A partir de ahí, y conociendo cuáles son las retenciones que se producen en la nómina, es cuestión de plantearse cuál es el precio justo por el trabajo realizado. No faltan foros y opiniones donde trabajadores de Mercadona confiesan ciertas prácticas empresariales que les llevan a realizar jornadas laborales demasiado extensas y con escasa flexibilidad y dificultades para conseguir días libres.

En la situación en la que se encuentra la economía en general y el sector de la distribución y el comercio en particular es evidente que los resultados empresariales de Mercadona deben producir cierta envidia en muchos de sus competidores. Sin embargo, desde el punto de vista del trabajador, es evidente que la competencia que han producido la aparición de las tiendas regentadas por chinos (“la cultura del esfuerzo”, según definición del propio Roig) y las medidas liberalizadoras de algunos gobiernos autonómicos (por ejemplo, la libertad de horarios de la Comunidad de Madrid) está convirtiendo el sector en una pequeña jungla donde el más perjudicado puede ser el trabajador. Un empleado sujeto a largos horarios y con sueldo congelados, medida ya anunciada por el gobierno y por el mismo FMI, posiblemente con la intención de equiparar los salarios con los que se pagan en el continente asiático.

Mas, con la que está cayendo, Mercadona puede ser una de las escasas salidas laborales para muchos trabajadores, con todas sus ventajas e inconveniente.