El negocio de importar pantalones vaqueros baratos fabricados en Turquía

Aunque el origen del pantalón vaquero, tal y como lo conocemos hoy en día, se remonta al siglo xix, desde los años 50 el espíritu tejano importado desde Estados Unidos ha ido invadiendo todos los rincones del planeta, imponiéndose como una moda perenne en el tiempo.

La mayor parte de los pantalones vaqueros que hay en las tiendas de moda están confeccionados con algodón cultivado en Turquía. Por la red proliferan numerosos portales dedicados a la venta directa de pantalones vaqueros procedentes del país turco.

El precio es de risa, entre los tres y los siete euros por prenda. Eso sí, el pedido mínimo debe superar cerca de las 300 unidades. Pero aun así, es bastante rentable si observamos el mercado de los pantalones vaqueros. Hoy en día resulta difícil encontrar en el mercado un vaquero Levi’s por menos de 60 euros.

Probablemente la materia prima utilizada para la fabricación del producto sea la misma y el coste de producción sea similar en ambos casos, pero a la hora de introducirlo en el mercado la diferencia de precio entre uno y otro es inmensa.

Normalmente las cadenas de producción de pantalones vaqueros se localizan en países en vía de desarrollo. En la actualidad, el mercado europeo de los pantalones vaqueros ha cambiado de dimensión: si antes el gran distribuidor de este tipo de productos era Estados Unidos, ahora lo son China y Turquía.

Concretamente, este último se convirtió en el año 2007 en el principal proveedor de jeans de la Unión Europea. Esto se ha debido al bajo coste y a la creciente participación en este mercado de Turquía.

El país turco se caracteriza por ocupar la séptima posición en la producción de algodón mundial, la principal materia prima para la fabricación de pantalones vaqueros. La proximidad geográfica con respecto a los mercados objetivo convierten a Turquía en uno de de los grandes importadores del sector textil. Además, los bajos precios de sus productos favorecen la importación a otros países.

Pero el negocio de las importaciones va más allá. Junto a Turquía, países como Marruecos, China o Bangladesh aglutinan la mayor parte de las importaciones del sector textil. España se sitúa entre los principales mercados de este sector en Turquía.

Sin ir más lejos, el mayor grupo de distribución de moda española, Inditex, trabaja con cerca de 400 fabricantes y un centenar de proveedores turcos. En la actualidad, más del 80 por ciento de las exportaciones textiles turcas a España tienen como principal cliente al grupo gallego.

La relación entre calidad y precio puede ser una de las ventajas de adquirir productos procedentes de este país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *