El modelo de negocio del Santander

El Santander es el principal banco de la Eurozona, uno de los mayores del mundo (el 13º por capitalización bursátil) y el mejor de todos según la influyente revista Euromoney.

Cuenta con más de 190.000 empleados y 3.000 accionistas (cotiza en el Eurostoxx y en bolsas como las de Londres, Lisboa, Milán, México y Nueva York.

La entidad que preside Ana Patricia Botín, en pie desde 1857, comenzó a expandirse por España en 1950, con la adquisición de numerosos bancos locales, y dio el salto al extranjero en 1976, año en el que entró en el mercado de Puerto Rico.

De ahí al cielo gracias a un modelo de negocio basado en cinco principios:

  1. Orientación comercial. El Santander tiene alrededor de 100 millones de clientes y casi 14.500 oficinas, una gigantesca red (no hay ninguna que se le pueda comparar) que gestiona fondos con un valor global de 1,4 billones de euros.
  2. Eficiencia. La organización posee una plataforma tecnológica que le permite mantener los costes a raya y que la ha llevado a ser una de las más eficientes del planeta, con un ratio que se encuentra por encima del 41%.
  3. Diversificación geográfica. Tras la incursión en Puerto Rico, Banco Santander ha llevado su nombre a lo más alto de España y de América Latina, donde goza de una posición privilegiada en Brasil, Argentina, Chile y México. Además, se ha asentado en Reino Unido, Portugal, Polonia, Alemania, Estados Unidos (concretamente en la zona nordeste), Austria, Italia, Bélgica y Holanda, entre otros países.
  4. Prudencia. Con unos niveles de morosidad mejores que los de la media, el riesgo es una prioridad para la compañía, una pelea en la que están implicados desde los altos mandos hasta quienes trabajan a pie de calle en las oficinas. Para tener éxito en esta tarea disponen de punteras herramientas de medición y análisis.
  5. Disciplina y fortaleza financiera. El Santander es uno de los bancos más sólidos y solventes del mundo, con un ratio de core capital del 10,3% y buenas notas en todos los tests a los que ha sido sometido el sector recientemente. La situación de liquidez es holgada (se basa en una financiación a través de depósitos de clientes y en emisiones de duda a medio y largo plazo).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *