Seleccionar página

El mercado asiático se hace fuerte también en internet, así surge AliExpress una plataforma de ventas con una mayoría de proveedores chinos y asiáticos, en la que en el proceso de compra AliExpress funciona simplemente como un intermediario.

AliExpress trabaja con vendedores independientes, que no reciben el dinero de tu compra hasta que el comprador no confirma que lo que ha recibido cumple las características prometidas de lo que se ha comprado. Digamos que el sistema de compra con AliExpress se queda en depósito, hasta que tu des tu conformidad, e incluso te devuelven el dinero si tu pedido no hay llegado en 60 días desde la fecha de compra.

Estos son los motivos por los que AliExpress no permite pagar mediante Paypal, un arma de doble filo que explicaremos más adelante. Si se recibe el producto y el usuario no está conforme con la compra no tiene más que abrir una reclamación al vendedor en la plataforma, siempre dentro del plazo establecido desde la recepción de la misma.

Similar a plataformas como Ebay o Amazon, el usuario puede filtrar el tipo de productos que quiere comprar, podrá ver opiniones sobre el producto al igual que ver las informaciones de otros usuarios respecto al vendedor, tanto buenas como malas, y que porcentaje de positivas tiene. No es garantía de que la compra sea un éxito pero si facilita bastante la toma de decisión por la confianza que aportan las experiencias de otros usuarios.

Sin embargo frente a otras plataformas de compra y venta AliExpress es una de las más polémicas. Una de las quejas más habituales de los usuarios, es que en muchas ocasiones al recibir el producto y no estar conformes no pueden abrir una reclamación al vendedor, tal como explicábamos al principio de este artículo, ya que el pedido aparece como finalizado y no admite comentarios lo que hace muy difícil la reclamación del importe y su devolución.

Además los que han comprado en AliExpress afirman que el problema no son los vendedores que estafen, que por desgracia es algo probable y posible en todo este tipo de plataformas, sino que el servicio de atención al cliente es nulo cuando se da un problema con cualquiera de estos vendedores-timadores. Parece que AliExpress lo sabe, y es cómplice al permitirlo.

Uno de los grandes problemas también a la hora de elegir o no el producto que ofrece un vendedor es que las opiniones de poco sirven, ya que los vendedores pueden elegir que feedback mostrar, lo que significa que el positivo lo pueden poner en las primeras posiciones y el negativo dejarlo abajo. Es muy posible que los compradores que no sepan esto, no se lean todas las opiniones y se queden solamente con la impresión de las primeras, que serán de este modo siempre buenas.

Otra de las grandes lagunas de AliExpress, es el no poder pagar con PayPal, a pesar de querer “vender” esto como una ventaja, ya que el vendedor no cobra hasta que el consumidor da su visto bueno tras la recepción del producto, esto no es más que otro engaño oculto, porque el usuario en caso de cualquier incidencia, y parece que son bastante habituales, no tendrá ninguna manera de reclamar el importe.

No cabe duda que los vendedores chinos y asiáticos en esta ocasión junto a AliExpress, son quienes engañan a los clientes como a chinos, así es que si queréis comprar barato, id mejor al bazar del barrio que seguro será más fácil reclamar lo que compréis si tenéis cualquier problema, o no, quien sabe.