Seleccionar página

Blablacar es un servicio francés de vehículo compartido que hace posible que las personas que quieren desplazarse al mismo lugar al mismo momento puedan organizarse para viajar juntos. Ahorrar en gastos de combustible e ir acompañado durante el viaje o conseguir llegar en menos tiempo y más cómodo al lugar que se quiera. Son los dos servicios que ofrece BlablaCar, que se encarga de poner en contacto a conductores y pasajeros a través de un portal en Internet que tiene mucha de las características de las redes sociales.

De ahí que Facebook haya tenido un papel importante en la compañía. El registro se puede hacer de dos formas: a través de la red social (el perfil corporativo tiene casi 700.000 seguidores) o del email.

Los conductores que publican el viaje rellenan un perfil. Para poner precio al trayecto, la empresa tiene disponible una calculadora que, al introducir las ciudades entre las que se realizará el viaje y la hora, hace una estimación del dinero que estaría dispuesto a pagar un pasajero y que le permite al conductor ahorrar algo en su depósito.

Para los que no dispongan de coche y prefieran ahorrarse las horas de autobús o tren, y comprar el billete con antelación, entrando en la página web basta con introducir el trayecto que se quiere realizar y la fecha. Encontraremos una lista con los conductores que tienen planeado el mismo viaje y el precio que cobrarán por ello.

El perfil de cada conductor tiene foto, datos personales, el modelo del coche y alguna indicación más, como si permite fumar en el coche, el transporte de animales, es de ir dando conversación o prefiere poner música. Depende de lo que se haya pactado con el conductor, el dinero se abona al principio del viaje o al final.

Las dudas naturales que pueden surgir por la fiabilidad y la confianza de ambas partes están cubiertas con diferentes mecanismos. Los mensajes que se intercambian para concretar los detalles del viaje o preguntar dudas entre conductor y pasajero son totalmente privados.

El número de móvil (envían un código a través de un mensaje de texto que necesitas insertar para seguir con el proceso de registro en la web) y el email están verificados, por si es necesario contactar en algún momento porque alguien no llegue a la hora u otra clase de eventualidades que pueden darse antes del viaje.

Cuentan con una opción llamada “Sólo mujeres” por si desconfía al viajar con un desconocido, algo que suele ocurrir. sobre todo, las primeras veces que se hace uso del servicio. También tiene un equipo de atención al cliente.

Aunque BlablaCar lleva casi diez años poniendo en contacto a conductores y viajes, en España, ha empezado a hacerse popular hace poco tiempo. Nuestro país es un mercado potencial importante para la empresa, ya que, según sus estimaciones, un 80% de los que conducen viajan solos y prefieren como medio de transporte el coche para hacer sus desplazamientos.